La memoria emocional oculta

motherchilddd

Todas tenemos diferentes formas de expresar nuestras emociones. Además, aquello que nos mueve emocionalmente es distinto en cada persona. Lo que a ti te parece una chorrada, a otras les puede suponer un mundo; lo que para ti es una alegría inmensa para otras personas no es para tanto… De la misma forma, cómo gestionamos nuestras emociones y, en última instancia, nuestra vida, difiere un montón entre nosotras. Y todo esto es debido en gran medida a la educación emocional que hemos recibido.

El concepto “educación emocional” puede sonar a chino. Resulta muy cierto y muy triste, que se nos conciencia sobre la importancia de la inteligencia en números, en letras, en ciencias, en humanidades… pero no en emociones. Es como si pensáramos que eso sale solo, que no hay nada que aprender. Y esto no es así. La manera de reaccionar emocionalmente es aprendida.

Sigue leyendo…

Descontextualizar a los padres

m

Suena raro, lo sé. Pero no se me ocurría mejor título para este post. Porque de eso trata precisamente: de los padres, su contexto… y sacarlos de él.

Qué os voy a decir de la relación con los padres. Nada fácil, nada sencillo. Es todo un mundo. Para unas personas con buen sabor de boca y para otras una cuestión bien amarga. O hay quien tiene una de cal y una de arena: se lleva muy bien con el padre/madre pero sucede justo lo contrario con la otra parte.

También sé que puede parecer un poco cliché que esté hablando de los padres (“la psicología y los padres, ¡qué pesadez, siempre con lo mismo!”), pero es que no es para menos. Nuestro padre y nuestra madre asientan las bases de nuestro mundo. Asientan las bases sobre las que relacionarnos con nuestro entorno y los demás, y lo que es tal vez más importante: asientan las bases sobre cómo relacionarnos con nosotras mismas.

Sigue leyendo…